Recomendamos: Empresa de Hosting

noticias

Instala un punto de recarga para vehículo eléctrico

Aunque no son muchas las personas que en la actualidad conducen un vehículo impulsado por energía eléctrica, poco a poco somos más los que nos planteamos la posibilidad de hacerlo como fórmula de ahorro y de cuidado al medio ambiente.

Ya existen normativas que regulan este tipo de suministros referido a su montaje en garajes comunitarios, concretamente la Ley 19/2009, de 23 de noviembre, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios:

“Si se tratara de instalar en el aparcamiento del edificio un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado, siempre que éste se ubicara en una plaza individual de garaje, sólo se requerirá la comunicación previa a la comunidad de que se procederá a su instalación. El coste de dicha instalación será asumido íntegramente por el o los interesados directos en la misma”

Esto se reduce a una notificación sellada por nuestro administrador de fincas en la que se especifique claramente que vamos a instalar un punto de recarga en nuestra plaza de garaje.

Una vez hayamos comunicado nuestro deseo, solos nos quedaría contactar con la empresa que instalará el cargador con el escrito anteriormente firmado por mi comunidad. Es muy posible que la empresa nos solicite también la firma de un papel que especifique que es nuestra la responsabilidad de ejecutar obras en las zonas comunes. Una vez realizados estos trámites, tendremos nuestro punto de recarga y sus instrucciones en un plazo de dos a tres días.

Recuerda siempre ponerte en manos de profesionales. Busca una empresa con experiencia acreditada en puntos de recarga e instaladores que sean especialistas en su instalación (normalmente los proporciona la empresa).

Cuando nos referimos a un punto de recarga en condiciones, queremos decir que el aparato en sí debe proporcionar un resguardo eléctrico (un sistema para que pueda ser bloqueado con seguridad cuando no esté en uso). Además, debe contener un contador de energía, la toma apropiada a nuestro coche y, por si hiciera falta utilizarlo con otros vehículos, lo mejor es que también posea una toma universal.

footer